Tecnología aplicada a la odontología

tecnologia odontología carillas de composite y porcelanaLos avances tecnológicos han propiciado a nuevos sistemas de tratamientos bucodentales para mejorar el aspecto de nuestra boca y mejorar en salud. En ocasiones, por deformaciones o golpes, no disponemos de un estado bucal agradable y ello perjudica tanto en nuestra autoestima como en nuestras relaciones sociales.

Los buenos hábitos (lavarse los dientes después de las comidas, pasar el hilo dental, emplear de vez en cuando un enjuague, no fumar, no abusar de azúcares…) benefician, en cierta medida, nuestra boca, aunque de forma limitada. Como podrían ser las carillas de composite.

Son muchos los que descuidan acudir al dentista una vez al año (por lo menos) a causa de la mala imagen que tenían. Sin embargo, el sistema odontológico se ha modernizado y los tratamientos que realizan son variados, sencillos e indoloros.

La odontología de hoy en día trata tanto problemas de salud bucal como de estética dental. Esto ha sido así a causa de la demanda de tratamientos y de la innovación de nuevos recursos (así como los avances tecnológicos).

Son muchos los que por desgracia no gozan de una agradable apariencia bucal (dientes torcidos, separados, rotos…). Estudios sociológicos afirman que no disponer de un atractivo bucal genera, en quienes lo padecen, inseguridad, falta de confianza, dificultad para relacionarse con los demás…

carillas de porcelanaLas carillas de porcelana son un procedimiento estético restaurador que tiene como finalidad corregir problemas de estética dental (fracturas, deformaciones, coloración, alteraciones…). este tratamiento es sencillo, rápido, indoloro y completamente personalizado. Las carillas otorgan a los pacientes un mejor estado de salud bucal y un agradable aspecto estético.

Las carillas de porcelana son unos implantes que se diseñan de forma personalizada para implantarlos en el diente requerido. Estas carillas son finas láminas que se amoldan y ajustan al esmalte del diente.

Generalmente se necesitan dos sesiones para la aplicación del tratamiento. En ocasiones, se lima un poco el diente antes de la colocación de la carilla (dependiendo de las necesidades que se desean cubrir).

Después de la aplicación de la carilla se puede retomar una vida normal (hablar y comer), aunque, en ocasiones, se receta un dentífrico específico (máximo durante dos semanas) para evitar posibles bacterias.

Las carillas de porcelana son resistentes, no se tiñen y son compatibles con nuestra dentadura.

Está totalmente contraindicado cuando el paciente padece bruxismo (apretar los dientes inconscientemente mientras duermes), alteraciones dentales, esmalte gravemente dañado… Si te planteas solicitar este tratamiento es aconsejable que acudas a un especialista adecuado, pues no todos los dentistas disponen de la profesionalización en el terreno de la estética dental. Previamente se realiza un análisis y diagnóstico de las necesidades bucales y, a partir de entonces, se aplica un tratamiento adecuado y personalizado.

Se trata de un tratamiento completamente indoloro y permanente que aporta un aspecto agradable, sano e higiénico. Las carillas de porcelana son la solución ideal ante alteraciones en la morfología dental (posiciones desiguales, separación entre dientes…), coloración, fracturas… dotando, a quienes lo necesitan, una sonrisa armónica y agradable. Cambian el color y el aspecto dental para que goces de una sonrisa espectacular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *