La fe como vehículo

Nuptalia Detalles de comuniónLa religión cristiana queramos o no está muy arraigada en nuestra sociedad y cultura. En España, para bien o para mal, la influencia del cristianismo ha sido muy potente.

Es cierto que en estas últimas décadas, principalmente en las que dan lugar al siglo XXI no posee tanta fuerza la religión cristiana aunque a pesar de ello aun sigue al pie del cañón.

La fe es algo difícil de poder definir. Creer o no surge ante distintos factores y fenómenos y está en la mano de cada uno tener esa fe o no.

Uno de los primeros acontecimientos religiosos de los cuales tenemos constancia es la comunión. La comunión es uno de los primeros enlaces de una persona con la religión cristiana. Este evento está dirigido a niños de entre 7 y 12 años a quienes previamente se les prepara mediante unas clases.

Para los pequeños este enlace supone un acto de grandes dimensiones donde la emoción, la sorpresa y el nerviosismo acechan. Además, en este tipo de eventos se suelen ofrecer detalles de comunión, es decir una serie de regalos para los niños como recompensa.

Esta celebración siempre ha sido muy común en décadas anteriores. Se trataba de algo natural en nuestra sociedad e indispensable por ejemplo para casarnos mediante la iglesia.

Lo que está claro es que la religión cristiana posee una influencia muy grande en nuestra sociedad. En múltiples festividades y eventos se ven rasgos y factores religiosos que dan fe del poder eclesiástico en nuestra cultura.

La religión cristiana es la más potente en todo el mundo y ello se evidencia en el poder que posee ésta en distintas sociedades. A pesar de ello, también debemos destacar la existencia de otras religiones que también están ahí como la musulmana o la budista.

La religión tiene una larga tradición en nuestra historia. Es difícil poder establecer una fecha exacta puesto que los testimonios que poseemos son escasos en ciertos casos. Lo que está completamente claro es que la religión mueve masas, que la fe es un vehículo que nos puede llevar a la salvación o a la esperanza y que la fe tiene un gran poder.

Creer o no creer es una cuestión que muchos se debaten. Es difícil poder hacer creer a alguien, aunque depende también de cada caso. Cada uno es diferente, cada caso es un mundo a parte, lo que está claro es que hay muchas razones que mueven a las personas a creer y que en múltiples casos esa fe es completamente a ciegas.

Creer en un ser todopoderoso es, a base científica, algo completamente anormal. Sin embargo, muchos han encontrado pruebas o señales que les inducen a creer, a tener esperanza a no rendirse. La fe es, por tanto, algo difícil de explicar, es algo que no podemos tocar, oler o estudiar. La religión mueve masas y nos dirige en nuestros caminos, se trata de algo que nos permite luchar, algo a lo que nos aferramos cuando tenemos miedo o nuestra esperanza se está desvaneciendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *